jueves, 27 de marzo de 2014

Ossa Urbe, la incomprendida.

Imagen
Sin duda si hay una moto rara de fabricación española esa es la Ossa Urbe, un intento de Ossa por abarcar nuevos mercados y mantenerse en un mercado cada vez mas duro para las marcas nacionales.

En 1982 las marcas españolas no pasaban por su mejor momento, unas ya estaban desaparecidas, otras absorbidas por marcas japonesas y otras pocas intentaban sobrevivir con los ciclomotores. Ossa pronto vio que no podía competir con las poderosas marcas niponas y que debía ingeniárselas para encontrar nuevos clientes y nuevos productos. Ossa decidió crear un modelo que compitiera con scooter, pero utilizando una base que ya tenia, por lo que con la ayuda del diseñador Antoni Blanc y partiendo de la base de una 250TE fabrico la Urbe. El resultado no fue precisamente un éxito, incomprendida, de estética poco agraciada y desubicada al no ser ni una moto ni un scooter, la Urbe fue un tremendo fracaso. Sin duda la idea era buena, pero el mercado no supo ver sus cualidades. Se fabrico entre 1982 y 1984 año en el finalmente Ossa cerro al no poder aguantar el empuje de las marcar extranjeras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario